miércoles, 21 de noviembre de 2012

Violencia género. Inmaculada Montalbán (cgpj), preocupada por algunas disposiciones del proyecto de nuevo código penal


La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, calificó hoy de "muy preocupantes" algunas cuestiones sobre violencia de género contenidas en el anteproyecto para la reforma del Código Penal.

En rueda de prensa, Montalbán lamentó la desaparición de las vejaciones injustas como faltas; la posibilidad de imponer multas en sentencias condenatorias, y la introducción de la mediación en casos de violencia de género.


Tras dejar claro que esta es su opinión y no la del CGPJ, que actualmente estudia el anteproyecto y deberá emitir un informe al respecto, Montalbán criticó que la desaparición de todas las faltas en la nueva norma deje sin reconocer las vejaciones injustas (insultos, intimidaciones, amenazas...) que la Ley contra la Violencia de Género contemplaba de forma expresa.


“Deberían haberse convertido en ‘delitos menos graves’, como ha sucedido con otras faltas”, prosiguió Montalbán, quien subrayó que las vejaciones injustas suponen el 45% del total de faltas tramitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer. 


Además, criticó que en el nuevo Código Penal se abra la posibilidad de imponer multas como pena en casos de condenas por violencia de género, cuando la ley integral prohibía esta actuación y solo permitía trabajos sociales o estancias en prisión.


“La experiencia en los juzgados nos ha demostrado que el pago de estas multas recae muchas veces sobre la víctima”, pues el agresor obtiene el dinero de los bienes gananciales, afirmó Montalbán. “Es totalmente inidóneo”, resaltó, y recordó varios casos en que “ha sido la propia mujer maltratada quien ha venido al juzgado para pagar la multa de su agresor”.


Asimismo, Montalbán aseguró que la mediación “está totalmente contraindicada” en los delitos de violencia de género, por lo que pidió que estos sean excluidos de la posibilidad que permite el nuevo Código Penal.
“Espero que a lo largo de todo el proceso legislativo se permita la participación de las asociaciones que trabajan en este ámbito” para que estos puntos, que “la experiencia de los juzgados demuestra que son perjudiciales, desaparezcan de la ley”, concluyó Montalbán.


No obstante, destacó que la futura norma incluye también aspectos positivos, como la tipificación del acoso, el acecho y los matrimonios forzosos como delito.